free portfolio website templates

¿QUIÉNES SOMOS?

Mobirise

La Familia Myriam Belén es, ante todo:

  • Una Experiencia de Providencia*  vivida en familia para una renovación de la consagración bautismal.
  • Una Escuela de formación a la complementariedad de ayuda mutua familiar, y una nueva senda de santidad para todos.

    (*Experiencia de Providencia : experimentar y hacer experimentar a los demás que Dios es un Padre que nos ama y siempre actúa en nuestras vidas.)

Una poco de historia…

Histórico

En Baie-Comeau, en la Costa Norte de la provincia de Quebec, fue fundada la Famille Myriam Belén el 13 de enero de 1979. Invitada y paternalmente recibida en la diócesis por Monseñor Jean-Guy Couture, nuestra fundadora, la Hna. Jeanne Bizier, lleva la intuición de la renovación filial de la consagración bautismal en el soplo de comunión del Concilio Vaticano II.

Esta nueva comunidad llegó a ser reconocida pastoralmente por Mons. Roger Ébacher como Familia espiritual de consagrados y luego canónicamente por Mons. Pierre Morissette como Asociación pública de fieles, con vista a volverse un Instituto de vida consagrada. 

Fundadora

Jeanne Bizier nace en la región canadiense de la Beauce, siendo la duodécima de una familia de catorce hijos. Fue marcada desde su primera infancia por el amor de Dios Padre, un amor que « nunca terminará », y por la ofrenda de Jesús. Sabiamente guiada por Mons. Turgeon, su vida de intimidad con Jesús creció.

Jeanne Bizier ingresó a la congregación de las Hermanas Siervas del Sagrado Corazón de María donde obró durante casi cuarenta años en su misión de educadora. Un día, Hna. Jeanne recibió en la oración unas palabras: « Es una Experiencia de Providencia que espero de ti. » Aconsejada por su guía espiritual y siguiendo fielmente la voluntad de Dios en su vida, la cual se iba revelando a través de una serie de acontecimientos providenciales, dejó a las Hermanas Siervas del Sagrado Corazón de María para fundar una nueva comunidad: la Familia Myriam Belén. 

Vida unificada

La espiritualidad de la Familia Myriam se vive en un medio horario consagrado a la oración y a la formación, mientras que el otro medio horario se consagra a la evangelización.
    
Se caracteriza por una vida contemplativa, a la escucha de Dios, centrada en la adoración eucarística. Se expresa en una vida fraterna de acogida y de alegre sencillez, a la manera de la Sagrada Familia. Se encarna en una vida misionera al servicio de la comunión y mediante una misión de suplencia.  

© 2020 Familia Myriam Belén - Todos los derechos reservados para todos los países.   |    CONDICIONES LEGALES